¿Qué es mejor?... ¿Un grupo de venados dirigidos por un león, o un grupo de leones, dirigidos por un venado?

Si tienes un grupo de leones liderados por un venado, 

la manada de leones actuara como si fueran todos venados.

Pero si tenemos un grupo de venados dirigidos por un león, 

esos venados actuarán como una verdadera manada de LEONES!

 

Es el líder, quien con su temperamento, carácter y actitud, 

LIMITA o EXPANDE al resto de su equipo.

 

¿Qué estas provocando en tu equipo?...

¿Cómo actúan las personas de tu equipo?...

 

El fiel reflejo y medida exacta de tu actitud y de tu compromiso, 

son los resultados alcanzados por las personas de tu equipo.

Nadie que se encuentre liderazgo por ti, 

superará tu nivel de entusiasmo y de compromiso.

 

Volvamos a preguntar entonces: 

 

“¿Qué estoy provocando en mi equipo?”

“¿Estoy conduciendo adecuadamente el equipo hacia el éxito?”

 

“¿Soy la garantía de éxito, para mi propio equipo?”

 

“¿Las personas de mi equipo me respetan?”

 ¿Se sienten ellos, identificados con mi trabajo, mis resultados y 

mi estilo de conducción o liderazgo?

 

Puedes crear y provocar lo que quieras en el equipo que lideras, 

siempre y cuando hayas logrado dominar y liderar primero, 

tu propio compromiso, tu propio temperamento, tu propia actitud y constancia.

 

¡Si deseas formar un Equipo Ganador, 

debes asegurarte que tu seas el LEÓN que guía ese equipo hacia la VICTORIA!